En la Plaza, contar historias

Tuve una nueva oportunidad de ensayar algunas de las historias contenidas en la futura novela, la mano del fuego, leídas a un público generoso de Francia. Regreso del Festival de Escritores de Toulouse, precisamente de Tournefeuille, dedicado a los escritores viajeros. Los organizadores, que me habían invitado a hablar el año pasado en Montauban, me extendieron esta vez una invitación estelar con varias presentaciones. Unas que llamaron "Carta Blanca a Alberto Ruy Sánchez", donde, todos los días, dentro de una tienda de nómadas del desierto marroquí, yo contaba historias, hablaba con la gente, los invitaba a contar sus viajes y contaba algunos de los míos. Quisieron cerrar el festival conmigo, y organizaron una maravillosa sesión de lectura, narración oral y música, que me dejaron acomodar a mi gusto, acompañado de un excelente actor y lector profesional de literatura, Marc Roger; y un dueto de primera: el flautista y percusionista Luis Rigou y la bella saxofonistas Hélène Arntzen. Fue una oportunidad para contar historias de manera deshinibida y comprobar su magia, ajustar tuercas de los relatos, aclarar lo que me parecía evidente. Compruebo una vez más el inmenso placer que me da ir tejiendo y destejiendo la nueva novela frente a un público atento, emocionado y divertido. Tal vez ésta sea la novela, dentro del ciclo, que más integra los ecos de ser presentada en público y de que circulen las anteriores. Los organizadores, Nicole y Maurice Petit escribieron en el programa un breve texto que bien podría presentar un aspecto de esta próxima novela mogadoriana y al conjunto de ellas: por sugerencia de mi traductor, Gabriel Iaculli, llamaron a esta función: "Ritos de viaje, los caminos hacia Mogador" Después de hablar de mí un poco, dicen..."Su prosa sensual fecunda el vasto poema de una búsqueda, con frecuencia cristalizada en la mítica Mogador, ciudad secreta acurrucada detrás de su resplandecientes murallas. Su viaje no se entiende ya como un periplo turístico sino como un aprendizaje del descubrimiento sensual del mundo, de los otros, y para terminar, de uno mismo. El narrador es un notable contador de historias que con la misma facilidad seduce recurriendo a los grandes mitos que una anécdota sabrosa." Claro, ahora hay que trabajar mucho en el manuscrito final de la novela para merecer esas palabras generosas y volverlas, lo más posible, realidad.

7 comentarios:

ALBERTO dijo...

Muchas gracias Karla bella.
Ayer me hizo una entrevista en radio, Dulce Vázquez, de Imer, Y todo el tiempo estuvieron comentando al aire y elogiando tus fotos. Luego se desataron las visitas al sitio, más de quinientas en una hora. Así que sigues viajando en la imaginación de muchos y muchas. Un beso.

Bernardo Araujo dijo...

ayer vi una entrevista que te hicieron para canal 22 y me enteré de la existencia de este blog. Acabo de ingresar y sentí la necesidad de avisarte que me dispongo a leer.

Aprobecho para hacerte la invitación a visitar mis blogs en algún tiempo.

Un abrazo desde la ciudad de Zacatecas México

Xóchitl dijo...

Ha de haber sido una experiencia maravillosa para todos los sentidos, sin duda inolvidable para quienes lo vivieron contigo.

Alberto, como muchos, espero ese libro con ansias, pero se muy bien que debo de ser paciente pues como los buenos vinos debe de madurar para que cuando nos llegue lo degustemos palabra por palabra.

Suerte y éxito.

Daniella dijo...

Alberto Ruy Sanchez:
Qué gusto volver a saber de ti.. A lo mejor no me recuerdas, tuve el placer de entrevistarte en el Hotel Camino Real de Torreón, Coahuila. Mi nombre es Daniella Giacomán de La Opinión Milenio de Torreón.. Me enviaron a entrevistarte allá y pues, tengo toda la intención de que me concedas 10 minutos.. Mil gracias

AnotherMuse dijo...

estimado escritor:
hace solo unos meses me encontre con nueve veces el asombro, en una feria del libro aca en Chile, y marco un antes y un despues en mi, quizas suene a "mucho", pero es cierto, desde que entre a mi carrera fueron muy pocas las obras que me marcaron, estudio letras hispanicas.
bueno, gracias por aquella increible obra de arte.
atte
Daniela.

ALBERTO dijo...

Gracias a ti Daniela por tu lectura amorosa y por decírmelo. Me llena de alegría tu comentario. Un entusiasmo como el tuyo es siempre sorprendente para mí. El efecto de lo que uno escribe es sinceramente inesperado. Y quien escribe debe ser también consciente de que no hay mérito del autor que no venga del lector que completa el texto con su receptividad, que le da sentido y nueva vida. Gracias, de verdad, nueve veces.
Alberto

Lena García feijoo dijo...

Mi estimado: hoy sabemos que ese "ser en la vida romero" que te guía no sólo "por caminos nuevos" cuajo con mucho éxito. tiene el don de la fruta madura... tu durazno jugoso y provocador.