CARTA PARA EL FESTIVAL
LETRAS DE OTOÑO
En Montauban

Desde mi primera visita a la ciudad de Montauban, en 2006, quedé enamorado de su belleza, de su piel bronceada en el horno de los tabiques antiguos que la cubren. Me volví un fantasma reincidente que camina en sueños por sus calles, sus plazas, sus puentes.
Y cuando admiro la sensualidad en la obra de su pintor mayor, Dominique Ingres, creo reconocer en ella el carácter de la ciudad. Las conversaciones y las presencias sonrientes de sus habitantes, siempre sensibles y cordiales, me  producen una enorme alegría.
Todo eso, sin duda, por haber entrado a la ciudad por primera vez a través de su mejor puerta: el Festival Letras de Otoño, una joya entre los festivales literarios del mundo. Para mí , ejemplo de generosidad y creatividad.
Agradezco y gozo esta invitación y esta oportunidad de compartir con la ciudad mis seducciones de la lectura y del arte proveniente de varios rincones del mundo y sobre todo de México.
Ser el invitado especial de este Festival Letras de Otoño en su vigésima edición es una alegría excepcional en mi vida de escritor.

Alberto Ruy Sánchez
16 de noviembre al 5 de diciembre 2010


2 comentarios:

ana maría - penélope dijo...

Ya quiero estar allí, en esa ciudad lejana pero tan cercana en la memoria y los sueños.
Abrazo eterno como las flores del guayacán,
Ana María

Anónimo dijo...

Una muy buena revisión del Festival fue hecha por el embajador de México en Francia, Carlos de Icaza, en su blog:
http://www.carlosdeicaza.com/2010/12/el-festival-de-montauban-dedicado-a-alberto-ruy-sanchez/